Col rizada para Fortalecer tus venas y combatir las várices naturalmente

0
2119

Las venas varicosas son el resultado de problemas circulatorios en las piernas. Para evitarlas o mejorar su aspecto podemos practicar ejercicios y consumir alimentos ricos en Omega – 3.

 Las venas son los conductos interiores que se encargan de transportar la sangre de nuestro cuerpo y que recolecta las sustancias de desecho que serán filtradas por el hígado. Poseer unas venas elásticas y fuertes son esenciales para una buena circulación y salud de nuestro corazón. Sin embargo con el paso de los años nuestras venas tienden a debilitarse y a endurecerse, dando lugar a diferentes problemas de salud.

 Una de las causas que nos llevan a presentar problemas de las venas, es el envejecimiento. Otros factores que pueden disminuir la calidad de vida de las mismas es el sedentarismo, consumo excesivo de grasas, malos hábitos como el tabaquismo o deficiencia de nutrientes.

 Venas Várices

 Las venas de la parte inferior tienen el trabajo más pesado en nuestro cuerpo. Esto se explica por el efecto de gravedad, es por ello que se hace más difícil la tarea de llevar la sangre desde los pies al corazón. Las extremidades inferiores tienen que soportar el peso corporal y esto influye en la movilización de la sangre a través de las venas.

Cuando las venas se debilitan y las válvulas que controlan nuestra circulación ceden ante la fuerte presión, dejan de funcionar adecuadamente y la sangre empieza a tener problemas al momento de circular hasta el corazón. Al estancarse en la parte inferior del cuerpo, las venas se inflaman y se forman nódulos a los que se les conoce como “Venas Várices o Varicosas”.

 Estas venas están consideradas como un grave problema anti-estético por el tono azulado y la inflamación que produce en las piernas. El resultado de esto son las famosas “arañas vasculares” que en algunos casos pueden invadir y darle una apariencia poco agradable a nuestras piernas. Además de ser un problema estético, también es un problema de salud, ya que, los tejidos circundantes se ven afectados por la acumulación de toxinas y a largo plazo pueden causar úlceras.

 Ejercicios para prevenir y combatir las várices

Realizar actividad física es uno de los mejores tratamientos para prevenir y combatir los problemas causados por las venas várices. Realizar ejercicios que impliquen movimientos constantes ayuda a mejorar la circulación y actúa de forma efectiva sobre este problema.

Ejercicios Recomendados:

  • La gimnasia
  • La Natación
  • La bicicleta
  • Spinning
  • Yoga
  • Salir a Caminar

Una buena opción consiste en realizar rutinas de ejercicios combinados que incluyan una buena sesión de levantamiento y estiramiento de las piernas; con una duración de 20 min. Estos son ideales para fortalecer las venas.

Alimentación

Nuestra alimentación juega un papel importante en la salud de nuestras venas, ya que se necesitan ciertos nutrientes para fortalecer y conservar su elasticidad. Se debe incrementar el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos y omega 3, ejemplo: el pescado azul y las semillas. Asimismo debemos llevar una dieta a base de frutas y verduras e incluir aminoácidos, como la levadura de cerveza.

Jugo para fortalecer las venas

Para reforzar y fortalecer las venas y vasos capilares es ideal beber jugos que nos ayuden a depurar la sangre y a eliminar toxinas. Su consumo debe ser regular para que contribuya a la mejor circulación sanguínea y a reducir la apariencia de las venas várices.

Ingredientes

  • 1 ramita de apio
  • 2 tomates rojos
  • 1 diente de ajo
  • 1 pedacito de cebolla
  • 1 vaso y medio de jugo de aloe (300 ml)
  • 1 cucharadita de alga espirulina (5 g)

Preparación

Introducimos todos los ingredientes en la licuadora, procesamos un par de minutos hasta crear una mezcla totalmente homogénea y bebemos en ayunas.

 Col Rizada: Tratamiento Casero

Este remedio casero se caracteriza por ser muy fácil de preparar y por sus buenos resultados al ser aplicado con regularidad. Simplemente debemos tomar una col rizada y separar sus hojas, luego de esto aplanamos las hojas con un rodillo y posteriormente la colocamos sobre las áreas afectadas por las várices. Dejamos actuar toda la noche o unas cuantas horas.

Cabe destacar que el tratamiento contra las várices no da resultados inmediatos y requiere de una modificación en todos los hábitos de vida que tengamos como mejorar nuestra alimentación, hacer ejercicios regularmente y tener en cuenta que estos consejos solo ayudan a disminuir el problema.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here