Duerme feliz y embellece tu cabello con la cayena

0
2780

Arbusto oriundo de Armenia y de mediado tamaño, que puede alcanzar hasta 6 metros de altura. Tiene el tallo leñoso, las hojas aovadas, anchas o angostas, con borde dentado. Las flores, simple o dobles, son hermafroditas y grandes. Sus colores pueden variar, encontrándose blancas, amarillas, naranjas, rosadas, rojas (las más comunes) y matizadas. Se propaga por tallos o estolones. La cayena es considerada un arbusto universal, aunque se cultiva con mayor frecuencia en los climas tropicales, en diversas formas y colores. Las hay dobles y sencillas, pero el color o la forma no influyen en sus propiedades sedantes de la planta.

7221460798_d8356beb80_b

De la cayena, se utilizan las hojas, los retoños o cogollos y sus flores. Con las hojas y cogollos se hace un champú que ayuda a eliminar la caspa y a tranquilizar los nervios. Es importante saber que la mayoría de las personas sufren de caspa de origen nervioso. Es muy reconocida esta planta, para calmar y erradicar la psoriasis. Cuando esta enfermedad ha tomado algunas otras partes de la piel se recomienda baños con los cogollos. También se puede estrujar con las hojitas en los lugares afectados.

Otro de sus excelentes beneficios, es que combate el insomnio. Para dormir de forma placentera, tome dos o tres flores de cayena y medio litro de agua hervida; se coloca en una jarra las flores de cayena picadas y se vacía en el  agua hirviendo, se deja reposar unos cinco minutos, se cuela y cuando está a temperatura adecuada, se toma. Es preferible en la noche tomarlo porque relaja bastante. Si desea, puede agregar azúcar o miel.

En cuanto al champú de cayenas, muy comercializado en los centros naturistas, se puede preparar de la siguiente manera:

2 tazas con hojas y cogollos de cayena

4 tazas de agua

½ panela de jabón rallado

Preparación

Se licúan las hojas y retoños en las 2 tazas de agua. Se cuelan con un paño de gasa. En las otras dos tazas de agua se disuelve el jabón a fuego lento. Cuando se haya derretido se retira del fuego. Se le incorpora la emulsión de cayena y se envasa, lo cual debe hacerse en frascos de boca ancha, por ser un champú en crema. Debe mezclarse muy bien.

En caso de cabello grasoso, se recomienda agregar una cucharadita de vinagre por cada taza de agua; si por el contrario su pelo es seco, se le agrega una cucharadita de aceite vegetal por cada taza. También algo de miel le da una textura suave.

De acuerdo a investigaciones echas por el Dr. Keshava Bhat (1996),  las flores y hojas de la cayena se pueden consumir sin riesgos. Cuando se usan botones florales, se pueden eliminar en 2 semanas los furúnculos. Las flores abiertas preferiblemente las blancas, se pueden consumir en infusión por una semana para el tratamiento de la acidez y úlceras, también  disuelven los quistes. En cuanto al arte culinario se refiere la flor de Cayena posee un sabor algo dulce. Por lo tanto puede ser utilizada para ensaladas o para la guarnición de aves y pescados.

2

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here