Elimina manchas de acné con piña ¡Entérate cómo!

0
1601

La piña es una fruta muy eficaz en tratamientos de belleza, ya que es muy rica en sustancias que ayudan a regenerar la piel. Una de las principales propiedades de la piña es que es purificadora, útil para todo tipo de piel, puede eliminar las toxinas por lo tanto realiza una limpieza desde el interior.

Cuando se realizan tratamientos con esta fruta los resultados pueden ser observados incluso de inmediato a medida que la piel se vuelve más lisa y suave, inclusive después de un par de aplicaciones. Es por ello que muchos productos prefabricados contienen dentro de sus componentes la piña, ya que ayudan a limpiar la piel y hacerla radiante.

Gracias al ácido ascórbico que contiene la piña esta realiza una suave exfoliación y mejora las cicatrices del acné, además al ser una fruta rica en vitamina C, favorece la producción de colágeno.

Después de realizar un tratamiento para quitar los granitos de la piel, es muy probable que el rostro quede manchado o marcado. Esas cicatrices pueden ser un poco más difíciles de borrar pero no imposibles. La Piña tiene una larga historia en la medicina popular ya que en los tratamientos de belleza natural es una fuente de ácido alfa-hidroxi, un ingrediente que es utilizado en la industria cosmética para la elaboración de cremas anti-arrugas.

Mascarilla de piña 

La Universidad de Maryland Medical Center, asegura que una mascarilla realizada con piña triturada te ofrece el beneficio de la actividad enzimática en la piel “Bromelina” que es la encargada de eliminar la piel muerta causada por quemaduras. La aplicación  sobre la piel de la vitamina C que se encuentra en la piña tiene un efecto beneficioso, debido a sus propiedades antioxidantes protegiendo  nuestra piel contra los efectos del envejecimiento prematuro y la desaparición de manchas causadas por acné.

¿Cómo prepararla?

Se necesitan sólo dos (2) ingredientes para preparar esta mascarilla: Piña y Miel.

En cuanto a la cantidad depende si queremos conservar para aplicaciones posteriores, pero debemos tener en cuenta que este producto no contiene conservantes, por lo tanto esta expuesto a un rápido deterioro, incluso si se mantiene en el refrigerador. Se debe evitar su uso luego de dos o tres días a partir de la fecha de su preparación. Lo ideal es prepararlo al instante, solo se necesita 50 gramos de piña y una cucharadita de miel; eso sera suficiente para una aplicación.

Su preparación es muy simple: Colocamos la piña en una licuadora hasta que este suave, luego mezclamos con miel y aplicamos sobre el cutis. Esperamos alrededor de 10 a 15 minutos, posiblemente sentados o acostados. Para removerla solo debemos utilizar un pañuelo de algodón o papel para evitar frotar la piel. Enjuagamos con agua tibia para quitar cualquier residuo y finalmente un chorro de agua fría para estimular la circulación.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here