¿Puntos negros? ¡Eliminalos rápidamente!

0
1542

Los puntos negros de la piel se pueden obstruir por la transpiración excesiva de las glándulas sebáceas. El sebo y la queratina se oxidan y producen una especie de punto negro, que no es más que una lesión honda con un orificio de color muy oscuro.

Cabe destacar que cualquier persona esta expuesta a tener estos puntos negros; la mayoría de las veces es un orificio molesto puesto que es una señal anti-estética que generalmente se da en el rostro, sobre todo el la nariz. No siempre está relacionado con el acné, solo es cuestión de exceso de grasa, es decir, son algo muy común de padecer cuando surge un incremento en la sudoración.

La limpieza facial es necesaria cuando se  desea eliminar estos puntos negros. En el mercado se encuentran una variedad de productos que sin duda son muy útiles para esto, además existen tratamientos caseros que al combinarlos con estos productos se vuelven mucho más efectivos.

¿Qué son los puntos negros?

Los puntos negros son comedones, barritos o espinillas abiertas, son puntos oscuros que se forman en la piel cuando las secreciones sebáceas se mezclan con las células muertas. Su color es muy oscuro ya que son muy densas; las mismas poseen muchas células muertas acumuladas en un espacio muy pequeño.

Estas se forman por la abundancia de las secreciones sebáceas y es por ello que aparecen con mayor frecuencia en la zona T del rostro donde se encuentran concentradas la mayor cantidad de glándulas sebáceas. Igualmente estos puntos pueden salir en cualquier parte del cuerpo.

Existen muchos mitos con respecto a la aparición de estos puntos negros, se cree que se forman por no limpiarse la piel y esto no es 100% cierto. Si al momento de extraer estos puntos negros no se hace de la manera correcta podría infectarse y producir barros.

Cómo prevenir y eliminar los puntos negros

La lucha contra los puntos negros es algo constante pero no es difícil prevenirlos. Existen infinidades de productos que nos ayudan a disminuir el problema.

Lo primero que debes saber es que para eliminar esos puntos negros es importante mantener una rutina de limpieza, lavar el rostro constantemente y quitar el maquillaje por las noches. No debemos “aplastar” ni intentar sacarlos hasta que salgan ya que sólo le hacemos daño a nuestra piel.

#1: Aplicar mascarilla de yogurt, pepino y perejil

Metemos dos cucharadas de yogurt natural, algunas hojas de perejil y medio pepino en una licuadora, dejamos hasta que notemos que es una pasta homogénea. Aplicamos sobre el rostro y dejamos actuar 15 minutos y retiramos con agua tibia.

#2: Vapor

Calentamos agua en un recipiente, dejamos que se haga suficiente vapor y colocamos la cara encima donde no se corra riesgo de que nos quememos, pero que sí  llegue suficiente vapor. Nos quedamos unos cuantos minutos y nos retiramos, inmediatamente apretamos la zona donde tenemos los puntos negros. Gracias al calor la piel se expande y los poros se abren facilitando la limpieza.

#3: Mascarilla con gelatina sin sabor y leche

En un recipiente vertimos una cucharada de leche y añadimos una cucharada de gelatina sin sabor. Mezclamos hasta formar una pasta, posteriormente calentamos por diez segundos y con un pincel vamos poniendo la pasta en los lugares donde están los puntos, lo dejamos actuar por 10 minutos y lo quitamos con las manos ya que la mascarilla quedará como un gel.

#4: Exfoliante de miel y canela

Mezclamos cuatro cucharaditas de miel con una de canela en polvo, revolvemos hasta formar una pasta y aplícamos en los lugares específicos donde están los puntos negros. No te la quites hasta el día siguiente, repite el procedimiento durante dos semanas.

#5: Mascarilla de manzana

Partimos a la mitad una manzana roja, le quitamos las semillas y le dejamos la cáscara. Vertimos en la licuadora junto a una cucharada de zumo de limón, esparcimos por todo el rostro y dejamos por 10 minutos. Retiramos con agua tibia.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here