Sandía para el corazón y el síndrome metabólico

0
1494

 

La sandía o patilla es una fruta típica veraniega. Dentro de sus propiedades destacan distintos compuestos que favorecen la salud. Entre ellos se encuentran el licopeno que es un antioxidante y la citrulina que no es más que un aminoácido beneficioso para la síntesis del óxido nítrico, esencial para regular el tono vascular, la dinámica de la sangre y la función del corazón.

Es aconsejable el consumo diario de esta fruta, ya sea comiendo un buen trozo o incluirla en los distintos platos del menú y no solo como fruta para picar entre hora o simplemente de postre. Consumirla regularmente puede controlar la glucemia y la dislipemia, también ayudaría a mejorar la hipertensión arterial.

Beneficios biológicos

Dentro de los sus beneficios biológicos se encuentra el control de la glucemia y la dislipemia, e incluso el control de la hipertensión arterial. La sandía es una fuente biodisponible de citrulina que es necesaria para la formación de proteínas y otras moléculas en los seres humanos, por lo tanto, el consumo regular y habitual de este alimento puede tener implicaciones importantes en la prevención de enfermedades cardiovasculares, cerebro vasculares y en el síndrome metabólico.F4

Las personas con síndrome metabólico presentan en su perfil obesidad, hiperglucemia, hiperinsulinemia y resistencia a la insulina, además de dislipemia e hipertensión arterial. Presentar estos factores de forma independiente o en conjunto, contribuyen a un alto riesgo de sufrir de una enfermedad, siendo esta una de las principales causas de muertes en países occidentales.

La sandía o patilla es unos de los pocos alimentos ricos en aminoácidos citrulina y, aunque en esta fruta se detectan cantidades variables de tal compusto, se estima que con el consumo de un kilo de sandía, se alcanza el 40% de la ingesta media diaria de arginina recomendada para las personas adultas.

La Arginina es un aminoácido esencial para las personas con traumatismos, quemaduras, resección masiva del intestino delgado e insuficiencia renal. La arginina es fundamental para la formación de proteínas y otras moléculas con una enorme importancia biológica, como el óxido nítrico, un factor vasodilatador antiaterogénico y antitrombótico esencial para regular el tono vascular y la hemodinámica.

Una concentración adecuada de Arginina se asocia con la mejora de la concentración plasmática de glucosa, debido a que el óxido nítrico aumenta el flujo sanguíneo, la captación y oxidación de glucosa por el músculo esquelético y sensibilidad a la insulina en los tejidos, además de eso regula la oxidación de la grasa.

SANDÍA NO SOLO DE POSTRE

Se aconseja comer un buen trozo de sandía a diario e idear recetas originales para incluirla en distintos platos del menú y no solo como fruta para picar entre horas o de postre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here