¿Te muerdes las uñas? Lee esto y no lo harás jamás

0
1425

El morderse las uñas es un hábito muy común que afecta a muchas personas sin importar su edad ni su lugar de residencia. Existen infinidades de factores relacionados con este tipo de hábitos, la mayoría de los expertos coinciden en que es algo que se relaciona con el estrés o simplemente una costumbre que se obtuvo desde la niñez.

Estudios revelan que el 30% de los niños, 45% de los adolescentes, el 25% de los adultos jovénes y el %% de los adultos mayores se muerden o incluso se comen las uñas, haciendo muy evidentes las consecuencias estéticas y problemas relacionados con la salud en las manos.

Un porcentaje de estas personas aseguran que no pueden controlar esta manía de morderse las uñas, pues en ocasiones lo hacen de forma inconsciente. Este tipo de caso por lo general suele generar depresión y otras emociones negativas en las personas, ya que el aspecto de sus uñas y sus manos ocasionan problemas de autoestima.

Tabla de contenidos

¿Qué más puede ocurrir al morderse las uñas?

  1. Bacterias que causan enfermedades

Las uñas poseen un ambiente ideal para que las bacterias se puedan desarrollar sin problemas y se proliferen. Las uñas son uno de los lugares favoritos de bacterias que son potencialmente patógenas como lo son la E. Coli y la Salmonella.

Cuando las personas se muerden las uñas, las bacterias antes mencionadas pasan con facilidad a la boca y al resto del organismo donde empiezan a atacar y a crear infecciones. Las uñas están el doble o hasta el triple de sucias de lo que pueden estar los dedos, ya que estas son difíciles de limpiar correcta y son un albergue de bacterias.

   2.    Infecciones en las uñas

Todas aquellas personas que poseen el hábito de morderse las uñas tienen un alto riesgo de sufrir de “Paroniquia” o también conocida como “Uñero” o “panadizo”, una infección que afecta a la piel que rodea a las uñas ya sean de los pies o de las manos. El pliegue ungueal puede manifestar inflamación con destrucción de la cutícula y en algunos casos supuración. Al momento de morder las uñas, muchas bacterias, levaduras u otros microorganismos pueden entrar por algún orificio causando irritaciones, dolor, enrojecimiento y pus alrededor de la uña afectada.

    3. Verrugas

Las verrugas que aparecen en los dedos son causadas por el Virus del Papiloma Humano (VPH) y estas son muy comunes en los niños que se muerden las uñas. Las Verrugas pueden ser transmitidas con facilidad a la boca y en otras áreas del cuerpo cuando los niños muerden con regularidad sus uñas.

    4. Problemas Dentales

El mal hábito adquirido de morderse las uñas puede ocasionar que los dientes superiores se salgan de la posición natural. Esta costumbre de morderse las uña va desgastando los dientes, los debilita y, con el tiempo ocasiona problemas de salud dental. La Academia de Odontología General, la segunda asociación dental más grande de los Estados Unidos, estima que las personas que suelen morderse las uñas pueden gastar alrededor de cuatro mil (4.000) Dólares durante su vida en consultas relacionadas con problemas dentales.

   5. Disminuye la calidad de vida

Una investigación reciente reveló que las personas con el hábito de morderse las uñas tienen un nivel más bajo en su calidad de vida en comparación con lo que no lo hacen. La calidad de vida se ve afectada con el tiempo invertido en morderse las uñas y el número de uñas involucradas. El querer abandonar este hábito y sentir la tensión de resistencia, disminuye y es así como se producen las emociones negativas.

Consejos para dejar de morderse las uñas

Aunque este mal hábito es muy difícil de abandonar, existen tips o recomendaciones que podrían ayudar a dejar este vicio en cuestión de tiempo. Es importante mentalizarse en que está mal en comerse las uñas y vale intentar con algunos trucos para obtener mejores resultados.

Lo primero que hay que hacer es

Identificar las causas: Si sufres de estrés o ansiedad, si eres de los que se come las uñas viendo televisión o cualquiera que sea la causa, es importante que la identifiques y que hagas algo para reducirlo.

Cubrir las uñas: Aunque es algo que muchos no soportarían cubrir sus uñas, pero es muy buena idea cubrir las uñas con cinta aislante o con algún vendaje similar durante algunos días. Claro, es importante cambiar la cinta varias veces al día para evitar la humedad, hongos y bacterias.

Cortar las Uñas: Es importante realizarte manicura frecuentemente y píntarle las uñas.

Ocúpate: Trata de mantener tus manos y tu mente ocupadas en otras actividades.

Remedios Caseros: Aplícate sustancias con sabor desagradable como el vinagre, salsa picante o productos de sabor amargo. La Sábila o Aloe Vera se recomienda ya que es un producto natural que no causa daños y tiene un sabor poco agradable.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here